En este blog hablaremos sobre la “Construcción de los roles de género, violencias y desigualdades en la publicidad”. Desde el punto de vista de la comunicación analizaremos la situación actual de la sociedad y cómo afectan las disigualdades de género a las pautas colectivas de conducta. En las diferentes entradas profundizaremos en los diferentes aspectos que engloba nuestro tema, poniendo ejemplo reales vinculados al mundo de la publicidad.

divendres, 20 maig de 2011

Desigualdad de género en el trabajo

Carmen Grifo Monsó
Actualmente existe una gran brecha entre hombres y mujeres, respecto a oportunidades de trabajo y calidad de empleo, esto es lo que señala el  informe “Las mujeres en el mercado de trabajo: Medir el progreso e identificar los desafíos” de  la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Esta organización calcula que la tasa de desempleo femenino en el ámbito mundial aumentó del 6% en 2007 a 7% en 2009, un poco más que la tasa masculina, que aumentó de 5.5 a 6.3 por ciento.



Hace unos años atrás y en la actualidad las mujeres eligen cada vez más trabajar,  pero desafortunadamente no disfrutan de los mismos beneficios que los hombres en el ámbito de trabajo. Hoy en día a las mujeres que quieren trabajar les cuesta mucho más encontrar trabajo y además tienen menores salarios y beneficios que los hombres que ocupan posiciones similares. Esto se debe a que es el único tipo de trabajo al que tienen acceso y a que necesitan trabajos que les permitan compaginar las responsabilidades del hogar con el trabajo. Es aquí donde radica la diferencia con los hombres ya que estos no se encuentran ante estas limitaciones.



En conclusión, aunque es cierto que poco a poco la sociedad va evolucionando y concienciándose de este problema todavía queda mucho por recorrer. Miremos el ámbito laboral que miremos, sobre todo empresas privadas, vemos que mujeres y hombres no tienen las mismas oportunidades y derechos. Este problema tiene de fondo una asignación de roles de género entre mujeres y hombres desde hace muchas décadas, por eso es muy difícil una igualdad absoluta, porque las mujeres tienen que compaginar el trabajo laboral con el familiar. Todavía tardaremos muchas generaciones en conseguir esto pero no debemos darnos por vencidos, debemos seguir luchando contra ello y concienciar a la sociedad de que esto no es lo normal.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada